Luz roja para el sector productivo

Como nos tiene acostumbrado la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada, más conocida como Coninagro, una de las entidades de la Mesa de Enlace, publicó el 10° Semáforo de Economías Regionales, mostrando la realidad de las diferentes actividades agropecuarias de todo el país.

El análisis nos muestra 11 producciones en rojo, 4 en amarillo, 4 en verde. Lechería y Vitivinicultura acumulan 7 y 10 meses consecutivo en crisis respectivamente, y son las actividades que peor desempeño tuvieron en 2018.

Solo granos y mandioca presentan signos de prosperidad, algodón y miel, síntomas de crecimiento, el resto sufre la crisis económica. “Fundamentalmente la crisis se debe, mayoritariamente, a una situación de quebranto, desfinanciación, y de alta presión impositiva. Todo esto repercute en el bolsillo del productor. Nuestras economías, de a poco, provocan que el productor, o bien deje de producir, alguno abandone la actividad, o se convierta en ineficiente porque no alcanza a innovar en tecnología”, explica el presidente de CONINAGRO, Carlos Lannizzotto.

Así, a pesar que el Gobierno pone todo el esfuerzo en no centrar en el debate a la economía, hay realidades que no se pueden esconder. Su proyecto económico gastó 35.000 millones de dólares en sostener 2 corridas bancarias, a la vez que devaluó la moneda más del 100 por ciento y puso una tasa de interés alrededor del 65 por ciento y que además, impulsó tarifazos energéticos y subas de combustibles. Es sin lugar a dudas, un proyecto que no incluye al sector productivo en general, excepto quienes tienen asegurado el mercado externo.

Los productores siembran en dólares y cosechan en pesos, se escucha decir en el campo, es que la realidad muestra una variación importante entre los costos y el precio de venta de los productos. Esta realidad se observa en que “la mayoría de los costos se acomodaron a un dólar de $42 y los precios lo hacen en torno a uno de $ 33”, según dice la publicación en la página oficial de Coninagro .

Los datos de la realidad del proyecto económico impulsado por la gestión de gobierno de Cambiemos dice que los combustibles aumentaron más del 100 por ciento interanual, el sector especulativo fugó cerca de 300 mil millones de dólares, los bancos llegaron a una ganancia interanual del 263 por ciento (según BCRA agosto 2017-18), mientras la industria cayó el 4,3 por ciento con la capacidad instalada ociosas es cercana al 60 por ciento, lo que sumado a lo que informa el semáforo de CONINAGRO, dan cuenta que este no es un proyecto que incluya a los sectores productivos, sean agropecuarios o industriales.

La luz roja más significativa es la que afecta al sector productivo en general, porque está excluyendo a trabajadores, a Pymes, a productores, a campesinos y campesinas, y si el proyecto económico excluye a los sectores que generan valor, pensar en un país con pobreza 0 es una fantasía o más bien una mentira lisa y llanamente.

Centro de Estudios Agrarios de Argentina

Deja un comentario